Descubre Haria

Municipio en el norte de la isla, la zona más fertil de Lanzarote, donde se encuentran los principales endemismos de la isla. Todo el municipio se extiende a los pies del Volcán de La Corona, situación que ha permitido la instalación de varios asentamientos, tanto aborigenes como hispánicos.

Todo el municipio destaca por gozar de un microclima especial que convierte sus tierras en las más verdes de la isla. Además la tradición artesana es hoy uno de los mayores valores de Haria. Cada sábado por la mañana podrás visitar y disfrutar del mercado artesanal, conociendo y apreciando la tradición manufacturera de los artesanos de este bonito pueblo del norte de Lanzarote.

Por su tranquilidad , el pueblo de Haria fue elegido por César Manrique para vivir los últimos años de su vida, mientra reestructuraba la anterior vivienda, la del Taro de Tahiche, para que fuese sede de la Fundación César Manrique.

Pero la Casa Museo de Manrique no es el único atractivo del pueblo, ni del municipio de Haria.

El Valle de Las Mil Palmeras

Valle de las Mil Palmeras

Se trata de uno de los mejores palmerales de las islas canarias. Todo el pueblo de Haria se extiende por el Valle de Las Mil Palmeras, nombre que le viene dado por las innumerables palmeras que aquí había en el pasado.

Según cuenta la tradición, antaño se plantaba una palmera por cada niña nacida, y dos por cada niño. Esto porque las sequias y carestias de los siglos XVI y XVII provocaron una importante crisis demográfica en el pueblo, por ello el nacimiento de una nueva criatura era algo que merecía celebrar de esta forma tan original y que hoy nos deja un palmeral, en gran parte destruido durante uno de los ataques de piratas que sufrió la isla a lo largo de su historia.

Otra de las razones por la que se plantaban palmeras en Haria, es por el uso que se le daba y se le da a las hojas del árbol. Una vez secas, las hojas de las palmeras de usan para hacer cestas y sombreros de mimbre. Esta rama de la artesania sigue aún viva gracias a la incansable labor de uno de sus vecinos, a quien el ayuntamiento dedicó una estatua que podrás ver cerca de la zona del mercado artesanal.

Estas palmeras tienen una altura que no supera los 5-6 metros, y el diametro del tronco es entre los 50 y los 70 centímetros. Son las Phoenix Canariensis (nombre científico de la planta), más comunmene conocida como palmera canaria.

Se trata de una planta capaz de adaptarse a diferentes lugares y climas, y se encuentra en todas las islas canarias. Sus profundas raices le permiten aprovechar el agua del subsuelo. Por esa razón crece muy bien en el valle de Haria, donde se encuentra un importante acuifero natural. Puede llegar a vivir hasta 2 o 3 siglos

Curiosidades sobre la iglesia de Haria

Otra peculiaridad del pueblo de Haria es el reloj de la Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación, que fue colocado e inaugurado en 1914, tras verse necesario reconstruir la torre que alojara dicho reloj. La maquinaria del reloj fue construida en Francia hace ya más de un siglo. La iglesia originaria es del 1619, y se construyó sin la torre. Una vecina de Haria, doña Isabel Luzardo, donó unas campanas para el campanario de la torre.

En 1956 la iglesia originaria se desplomó tras un fuerte temporal y el reloj fue retirado de su lugar y guardado en un edificio cercano a la iglesia. Pasó el tiempo y se construyó otro templo en el mismo lugar: era el año 1966, pero no fue hasta el 1970 que el reloj fue colocado donde se encuentra hoy en día.

Si visitas este pueblo con encanto del norte de la isla de Lanzarote, te aconsejo una parada gastronómica en cualquiera de los pequeños restaurantes que encontrarás en la plaza principal del pueblo. Aquí disfrutarás de una riquisima comida casera, con productos Km 0, que te dejarán un buen sabor de boca.

Tampoco dejes de recorrer la carretera LZ30 hacia Teguise, pasando por Malpaso y llegando hasta los miradores de la zona: Mirador de Haria (de nueva apertura – septiembre 2021) o el Mirador de Los Helechos.

Desde el pueblo de Haria, empieza la ruta que tengo preparada para tí y que te llevará hasta las cimas más altas de la isla.

Por Guia En Lanzarote

Decía Saramago:Lanzarote no es mi tierra, pero es tierra mía. Hago mía esta frase.

Deja un comentario