Yaiza

El pueblo de Yaiza es considerado uno de los mejores conservados de Canarias, y no es casualidad que haya recibido varios premios de embellecimiento a lo largo de los últimos años. Se situa entre los volcanes del Macizo de Los Ajaches y los de las erupciones del siglo XVIII, una posición privilegiada y con unas vistas únicas y maravillosas.

Vista de los volcanes del Timanfaya desde Yaiza

Todo el pueblo guarda la magia típica de los pueblos canarios, la tranquilidad y la calma que los caracterizan: casas típicas con paredes blancas, decoradas con flores y plantas, y las típicas palmeras canarias decoran las calles de esta hermosa capital municipal.

Las coladas de lava de las erupciones del Timanfaya llegaron justo a las puertas de Yaiza, y es gracias al cura del pueblo (Don Andrés Lorenzo Curbelo) que conocemos los detalles de las que fueron las erucpiones volcánicas más larga de las islas canarias.

El nombre de Yaiza viene de una de las últimas princesas aborigenes de la isla, una hermosa mujer de piel morena y ojos verdes. Según la leyenda, el padre de la princesa quería que se casara con un principe, mientras que Yaiza estaba enamorada de otro hombre. Fue así que los dos caballeros tuvieron que superar una prueba de valentía para decidir quien se casaría con Yaiza.

El pretendente favorito del rey fue quien ganó la prueba pero, vistas las penas de Yaiza, el rey cedió y permitió que la hija se casara con el hombre que amaba realmente. Hoy el nombre de Yaiza es uno de los nombres femeninos más comunes en la isla.

Si llegas hasta Yaiza, no te pierdas

  • una visita a la Casa de la cultura Bento Perez Armas: descubrirás la belleza de la arquitectura tradicional de Lanzarote:
  • caminar por sus senderos, y desde el pueblo llegar hasta las cimas de Los Ajaches, en las zonas de La Degollada ;
  • Sube al «balcón de Yaiza», que encuentras frente al restaurante El Campo, y desde ahí disfruta de las vistas únicas y provilegiadas al Parque Nacional de Timanfaya.

En su municipio podrás visitar, entre tantos otros lugares:

Por Guia En Lanzarote

Decía Saramago:Lanzarote no es mi tierra, pero es tierra mía. Hago mía esta frase.

Deja un comentario