Ruta de senderismo: Guardilama

Uno de los volcanes más imponentes de la isla de Lanzarote, la tercera cumbre más alta después de Peñas del Chache y la Atalaya de Femés. Hoy te hablo de Montaña Guardilama, en el municipio de Tías, concretamente en el precioso pueblo de La Asomada. Justo después de la iglesia del pueblo, verás las indicaciones para llegar al camino que te llevará a Guardilama. Una ruta impresionante, que te regala paisajes magníficos.

Vistas al Parque Natural de Los Volcanes y al Timanfaya

Los antiguos habitantes de la isla, llegaban a la cima de la montaña para dar ofrendas al sol, sobretodo en épocas de fuertes sequías y carestías. Unos rituales comunes a todas las islas canarias. Gracias a su altitud y a la ausencia de contaminación lumínica, en los días muy claros se puede ver la cima del Teide al horizonte. No es algo muy recurrente, pero sí hay testimonios de estas vistas espectaculares.

La subida cuesta un poco porque debes caminar sobre rofe, en una cuesta de unos 200 metros. Pero el esfuerzo merece la pena. Llegados a la cima decidimos cruzar el crater, donde podrás ver los cultivos de vid en los tradicionales zocos. Desde la vertiente opuesta pudimos disfrutar de unas vistas a la zona de La Geria con la zona del Timanfaya como fondo mágico de un paisaje único.

A la vuelta, antes de dar por terminada la ruta, subimos por fin hasta la cima, llegando a la vertiente sur del volcán. Desde ahí puedes entender por qué el pueblo que está a los pies de la montaña se llama La Asomada. Es como estar “asomados” a un balcón con vistas a la isla de Fuerteventura y a la costa suroeste de Lanzarote. Un verdadero privilegio.

Es una ruta que recomiendo a todo amante de la naturaleza y de los paisajes volcánicos de la isla de Lanzarote. Hay otra variante para visitar Montaña Guardilama desde La Geria, y es la experiencia Entre Viñedos y Volcanes que puedes reservar aquí.

Por Guia En Lanzarote

Decía Saramago:Lanzarote no es mi tierra, pero es tierra mía. Hago mía esta frase.

Deja un comentario