Enoturismo en Lanzarote

Entre las varias postales que podrás ver de Lanzarote, la del paisaje protegido de La Geria es seguramente entre las más populares. El contraste de colores de esta tierra es único: cultivos en hoyos con muros de piedras volcánica que protegen las vides de los alisios. El negro del suelo contrasta con el blanco de las casas y el verde de las plantas.

Hacer enoturismo en Lanzarote se está convirtiendo en tendencia, por eso te doy aquí todas las opciones para disfrutar de estas actividades en la isla.

Las Bodegas

El cultivo de la vid llegó a la isla a finales del siglo XVIII: la primera bodega fue construida ya en 1775. Es la Bodega El Grifo, la más antigua de Canarias y entre las más antiguas de España. Se encuentra en la zona de la vega de Yuco que, de hecho, es donde se empezaron a cultivar las parras en Lanzarote. Aquí, entre las coladas lávicas, lo campesinos empezaron a plantar las vides que llegaban desde Tenerife.

Años más tarde, el cultivo de la vid se trasladó un poco más al sur, en La Geria, la que hoy es considerada la zona vitivinicola por excelencia. Aquí se encuentran algunas de las principales bodegas de Lanzarote, como Bodegas Rubicón o Bodegas La Geria. Son entre las bodegas más visitadas de la isla, unas bodegas que guardan una gran historia y nos ofrecen algunos de los deliciosos vinos de la tierra.

En este mismo lugar puedes encontrar pequeñas bodegas familiares, menos conocidas por los turistas, pero no por ello menos importantes. Suelen ser bodegas con producciones muy limitadas pero de una calidad excelente. Entre ellas, te recomiendo Bodega El Tablero, a muy pocos Km de Bodegas La Geria. Aquí abajo verás la ubicación en el mapa.

En esta pequeña y coqueta bodega podrás ver de cerca los hoyos donde crece la vid y degustar unos vinos que no encontrarás en ningun otro lado en la isla.

Además de La Geria o la vega de Yuco, hay otras zonas donde se cultiva la vid y con bodegas que merecen la pena ser visitada.

En Tinajo, por ejemplo, rodeada de volcanes y muy cerca del pueblo de Mancha Blanca, encontrarás otra bodega familiar: Bodega Guiguán. Si quieres visitar la bodega, es aconsejable que llames y concrete la hora de la visita. Al no ser una bodega turística, los propietarios te atenderán solamente con cita previa y estarán encantados de enseñarte su pequeño gran tesoro.

Si vamos hacia San Bartolomé, en la zona de los bermejos encontraremos Bodegas Los Bermejos, donde podrás disfrutar de unos excelentes vinos acompañados de quesos de Lanzarote en un entorno único y mágico.

Pero la zona centro-sur de Lanzarote no es la única donde se cultiva la vid. En el norte, entre las coladas del volcán La Corona, podrás encontrar viñedos y bodegas. Te aconsejo acercarte al pueblo de Ye. para disfrutar de las vistas a estos viñedos y en la zona de Punta Mujeres no dejes de visitar la bodega La Grieta, cuyo vino tinto es – a mi juicio – de los mejores tintos de la isla.

Senderismo

Otra opción de enoturismo en Lanzarote, además de visitar las bodegas, es hacer senderismo entre volcanes y viñedos. Con estas experiencias podrás disfrutar de los peculiares paisajes de la isla, conocer rincones únicos y zonas protegidas.

Como ves hay multiples maneras de disfrutar del enoturismo en Lanzarote, una manera diferente (y sostenible) de conocer la isla de los volcanes y empezar a apreciar su gran patrimonio natural y cultural.

Si quieres disfrutar de una ruta de senderismo entre viñedos y volcanes, no dudes en ponerte en contacto conmigo y junt@s diseñaremos la ruta perfecta para tí.

Por Guia En Lanzarote

Decía Saramago:Lanzarote no es mi tierra, pero es tierra mía. Hago mía esta frase.

Deja un comentario