Las piscinas naturales

blue ocean waves
Photo by Iskander Gutierrez on Pexels.com

Aunque estemos en el mes de Enero, aquí en la isla siempre es el momento de hablar depiscinas, sol o playa porque siempre tenemos buen tiempo. Y si no te apetece darte un baño, siempre puedes visitar uno de estos lugares y disfrutar de los paisjaes alrededor.

LOS CHARCONES

Estamos en el sur de Lanzarote, en el pueblo de Playa Blanca, y concretamente en la zona de Faro Pechiguera, la parte más occidental de este coqueto pueblo pesquero.

Lo mejor es llegar aquí los dias de marea alta. Es impresionante poder bañarte en estas piscinitas mientras observas la inmensidad del océano o la cercana isla de Fuerteventura, según que zonas elijas para disfrutar del relax.

LAS PISCINAS NATURALES DE PUNTA MUJERES

Ahora nos vamos hacia el norte, concretamente en la costa noreste de la isla. En el pueblo costero de Punta Mujeres puedes disfrutar de otras de las piscinas naturales de Lanzarote. Contrariamente a las de Los Charcones, las piscinas naturales de Punta Mujeres están acondicionadas para su uso público, Pudiendo incluso disfrutar de un rinconcito de «playa» durantes las mareas bajas.

CHARCO DEL PALO

Seguimos en la zona norte de Lanzarote, concretamente en la zona costera del pueblo de Mala. Aquí encontrarás tres pequeñas y coquetas calitas donde lo raro será bañarte vestido/a , ya que se trata de una zona famosa entre los amantes del nudismo.

LA CUEVA DEL AGUA

Seguimos en la misma zona, y nos trasladamos a Guatiza, más conocida por el Jardin de Cactus. En la zona de Los Cocoteros , podrás disfrutar de un baño en un jameo… Esto sí, debes extremar las precauciones y tener mucho cuidado con las mareas y las fuerza de las olas.

¿Qué es eso del Jameo? Aquí en la isla, llamamos Jameo al desprendimiento del techo de un túnel volcánico como consecuencia de la erupción violenta del magma en su interior. ¿Te suena de algo si te hablo de Jameos del Agua?

Por Guia En Lanzarote

Decía Saramago:Lanzarote no es mi tierra, pero es tierra mía. Hago mía esta frase.

Deja un comentario