Los molinos

No quedan muchos en la isla, pero hasta hace algunos años fueron muy importantes para la economía de Lanzarote. Los había de los que molían los cereales para producir el gofio, pero también los que bombeaban el agua del océano hacia las salinas. Son los molinos, y de ellos te voy a hablar en este post.

Quizás el molino más conocido es el que se encuentra en el Jardín de Cactus, el mejor conservado, tras su restauración, junto al de Tiagua – en el Museo Agricola El Patio . Pero no son los únicos, hay muchísimos más, aunque muchos se encuentran abandonados o en fase de reconstrucción. Sin embargo, todos ellos son testigos de las tradiciones del pasado, ligadas al cultivo de cereales o a la producción de la sal.

La mayoría de los molinos que existían antaño se encuentran lejos de la costa y se utilizaban para moler los cereales y obtener el gofio, ingrediente básico de la cocina de Lanzarote, y canaria en general. Muchos otros molinos se encuentran donde había unas salinas, como es el caso de la playa de Janubio en el sur de la isla o de Puerto Naos en la capital. Estos molinos se utilizaban para llevar el agua del mar hacia la tierra, para después extraer la sal que se utilizaría para la conservación del pescado.

Molino en la antigua laguna de Las Salinas de Janubio

Al igual que en Fuerteventura, en Lanzarote también encontramos algunos ejemplares de molinas, una construcción arquitectónica típica de las islas canarias.

¿Cuál es la diferencia?

Desde el punto de vista arquitectónico el molino tiene una forma redonda. Fueron introducidos durante el siglo XVIII y se instalaron en primer lugar en Fuerteventura. Eran molinos de viento que se utilizaban para la molienda de cereales; es una construcción de dos o tres alturas y tiene de cuatro a seis aspas. Por otro lado, la molina – construcción más típica de las islas – tiene una base con forma rectangular sobre la cual se encuentra la torre de madera que sostenía toda la maquinaria. Este tipo de molino es originario de la isla de La Palma, y de ahí llegó a Fuerteventura y luego a Lanzarote.

Molina en Playa Blanca

Y en una visita guiada de Teguise, también podrás ver la molina de La Gran Aldea.

Son tradiciones que quedan en la isla, pero que a veces es dificil de interpretar si no tienes una guia a tu lado.

Por Guia En Lanzarote

Decía Saramago:Lanzarote no es mi tierra, pero es tierra mía. Hago mía esta frase.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: