Dónde comer en Playa Blanca

Casa Carlos en Marina Rubicón, un lugar top

Hace unos dias fui a cenar en Marina Rubicón, el muelle deportivo de Playa Blanca, en el restaurante Casa Carlos. Una experiencia muy pero que muy recomendable.

Hacía mucho que tenía pensado ir a este restaurante, desde que abrió aquí justo después de la pandemia.

Ya había estado alguna vez en su anterior sede, en Las Coloradas. Sabía que había cambiado la carta y la oferta gatsronómica, así que había que probar y ver la diferencia.

Mi primera experiencia fue positiva, hace algunos años, y la última fue aún mejor.

Algo más que la comida

La comida es excelente. Hay una amplia variedad en la carta, además de las sugerencias de la casa y las especialideades del dia.

Como entrante probé una de las recomendaciones: ensalada de tomates pelados, con salmón ahumado y una salsa que (no recuerdo bien como la describió Carlos) estaba hecha a base de mandarina. ¡Qué espectáculo! Una verdadera delicia. Venía en un bol con forma de coco. El camarero levantó la tapa y nos pidió permiso para removerla porque, nos dijo, para apreciar la ensalada había que saber mezclar los sabores de cada uno de los ingredientes. Le hicimos caso, dejamos que la mezclase y fue una explosión de sabores en el paladar y además… muy fresquita, que con el calor que había hecho en el día nos sentó genial.

La especialidad de Casa Carlos son las carnes, así que mi segundo plato tenía que ser a base de carne, y exactamente escogí cordero acompañado de papas y verduras. ¡Excelente!

Y no podía faltar el postre, un volcán de chocolate con helado de vainilla

Si estás en Playa Blanca, no dejes de ir a cenar aquí. No te arrepentirás. Y el precio es justo en relación a la calidad de la comida y del servicio.

Todo el personal te hace sentir como si estuvieras en tu casa, y el mismo Carlos pendiente de cada una de las mesas, para que a nadie le falte nada. Y muy rápido. Fuimos un viernes tarde, el restaurante lleno pero no esperamos nada para ser atendidos y la comida llegó muy rápido.

No pudimos pedir más.

Publicado por Guia En Lanzarote

Decía Saramago:Lanzarote no es mi tierra, pero es tierra mía. Hago mía esta frase.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: